El bambú es un material que resulta muy versátil, pudiendo ser utilizado en elaboración de bicicletas, muebles, alfombras y muchísimos artículos más.

Cuando hablamos de sustituir la madera, una de las opciones ecológicas que existen es el bambú, esta planta tiene características especiales que permiten utilizarla como una madera ecológica.

Como material de construcción, el bambú se ha utilizado tradicionalmente para hacer viviendas de bajo costo, sin embargo, en los últimos años han existido demostraciones arquitectónicas que evidencian su gran potencial para realizar obras de auténtico lujo.

Una de las grandes obras en bambú se dio en Madrid, España y fue realizada por Alejandro Zaera Polo y su esposa Farshid Moussavi. Cuenta con 88 viviendas y ha sido premiada por la excelencia en la ejecución de mezcla de conceptos.

En conclusión podríamos afirmar que el bambú gana en número de ventajas verdes. Destaca su rápido crecimiento, lo que no le impide crear complejos y vigorosos sistemas de raíces que ayudan a combatir la erosión del suelo.

A su vez, en tierras erosionadas, la plantación de bambú ayuda a recuperarlas, pues cuando se talan no se corta la base, además de propiciar ecosistemas ricos en fauna, el bambú absorbe CO2 de forma más rápida que los árboles.